TERAPIA CON ONDAS DE CHOQUE

La terapia de Ondas de Choque resuelve afecciones que de otra manera podrían requerir cirugía como el espolón calcáneo o calcificaciones en el hombro sin necesidad de analgésicos. Esto, aunado a ser una terapia no quirúrgica, sin necesidad de analgésicos, hace que sea una terapia ideal para acelerar la recuperación y curar diversas indicaciones que causan dolor agudo o crónico.

Mecanismo de acción

El tratamiento de ondas de choque está basado en una onda acústica que lleva mucha energía a los puntos dolorosos y tejidos musculoesqueléticos con condiciones subagudas, subcrónicas y crónicas. La energía promueve la regeneración y procesos reparativos de los tendones los tendones, músculos y otros tejidos blandos. La energía cinética del proyectil, generada por el aire comprimido, se transfiere al transmisor en el extremo del aplicador y adentrándose en el tejido donde disuelve calcificaciones, cura la inflamación crónica y alivia el dolor crónico.

Efectos médicos

Las ondas acústicas con pico de alta energía usadas en la terapia de ondas de choque interactúan con los músculos, tendones y huesos causando efectos médicos generales de reparación acelerada de tejidos, crecimiento celular, analgesia y restauración de la movilidad. Todos los procesos mencionados en esta sección se emplean típicamente de forma simultánea y se utilizan para tratar las condiciones crónicas, subagudas y agudas . Entre sus efectos terapeúticos destacan:

  • Nueva formación de vasos sanguíneos
  • Curación de la inflamación crónica
  • Aumento de la producción de colágeno
  • Eliminación de calcificación
  • Liberación del mediador del dolor “Sustancia P”
  • Eliminacion de los puntos gatillos

Efectos médicos

  • Rodilla de saltador
  • Hombro doloroso
  • Epicondilitis Lateral
  • Fascitis Plantar
  • Dolor insercional
  • Tendinopatía crónica
  • Síndrome de estrés medial de la tibia
  • Calcificaciones