Presoterapia

¿qué es y para qué sirve?

La presoterapia es un método terapéutico utilizado en fisioterapia, medicina estética, estética y angiología, para el drenaje y reducción de los edemas venosos y linfáticos.  

La presoterapia profesional trata distintas patologías como los síndromes varicosos,  las alteraciones circulatorias periféricas, piernas cansadas, arañitas vasculares, edemas, celulitis y acumulaciones de grasa. 

La presoterapia nace en los años 60 para tratar los problemas vasculares que se derivaron de las vasectomías. Dos décadas más tarde, investigaciones médicas concluyeron que era muy efectiva para otras dolencias, como también para tratar problemas estéticos como la celulitis y las acumulaciones de grasa. 

¿Cómo funciona la presoterapia?

El tratamiento de presoterapia se efectúa introduciendo las extremidades corporales en unas botas, con una doble pared que forma una cámara hinchable, donde con ayuda de un compresor, se insufla aire a presión correctamente dosificado.  Con esta técnica, se logra la sensación de un masaje con efectos de relajación y compresión suficientes para activar el sistema linfático y, con ello la eliminación de líquidos, de toxinas, edemas, linfoedemas y trastornos venosos más conocidos como varices. 

La presoterapia corporal puede tratar varias partes del cuerpo. Las más conocidas son la presoterapia de abdomen y sobre todo, la presoterapia de piernas, que resuelve la incómoda y tan habitual retención de líquidos, los trastornos circulatorios y varicosos, los edemas, la celulitis, etc.  

Esta técnica es muy sencilla de realizar, no es dolorosa, es eficaz, saludable y bastante económica. Además, ofrece resultados inmediatos y brinda una sensación de alivio y descanso que no hay que obviar.